jueves, 24 de julio de 2014

Helado de crema de speculoos


Vaya tela con este helado de crema de speculoos… de verdad que es un vicio absoluto… tan rico, tan cremoso y tan efímero el pobre… Es difícil resistir la tentación a sabiendas que tenemos en el congelador semejante helado.


Yo no necesito excusas para aferrarme al bote del helado de speculoos. No necesito que haya un poltergeist dentro de la tele y del miedo me vaya a la cocina para aliviar el susto, ni que el chico más guapo de la clase no me invite al baile de fin de curso cual película americana de adolescentes, ni siquiera es necesario una trama de lo más compleja… Nada. Este helado entra por sí sólo. Y si no, ya me lo diréis ;) y tanto es así que mi querida Yaiza también lo sabe,  para otra versión de helado utilizando speculoos visitad su blog y la receta que publicó hace unos días, espectacular. 


Un helado de speculoos fácil y sin complicaciones. Sano, sano, no es, para qué mentirnos, pero más que los comerciales sí ¿no? pues ahí va eso. Es genial notar los trocitos de galleta… en fin, a por la heladera, venga. ¡Ah! y las cápsulas de Blanconube, of course. ;)



INGREDIENTES

  • 200 ml de crema de speculoos
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 500 ml. de nata para montar
  • 2 cucharaditas de estabilizante de nata
  • 125 gr. de galletas speculoos


ELABORACIÓN
24 horas antes de elaborarlo ponemos el recipiente de la heladera en el congelador*
- 4 horas antes preparamos la mezcla: 
  • En un bol ponemos la crema de speculoos, el azúcar y la leche y batimos hasta incorporar bien.
  • Añadimos al bol la nata, mezclamos bien y lo ponemos en la nevera cuatro horas. 
  • Pasado este tiempo ponemos la mezcla en la heladera para que manteque y vamos añadiendo las galletas troceadas, casi polvo, a la heladera. A mi me tardó unos 25 minutos en mantecar y no veáis el volumen, precioso.
  • Si no lo utilizáis todo o queréis que esté un poco más solido lo metéis en el congelador. 
* Recordad que si no tenéis heladera también lo podéis hacer. Tan solo tenéis que poner la mezcla en el congelador e ir removiéndola a intervalos de 20-25 minutos hasta que adquiera la consistencia que queréis.

Feliz fin de semana,
Angi
miércoles, 16 de julio de 2014

Ensalada de garbanzos con alcachofas


HO-LI-DAYS. Así en mayúsculas y separando las sílabas para asimilarlo y creérmelo!! Por fin, de verdad que parecía que este curso no acababa nunca, pero ahí está finiquitado y rematado, hasta septiembre… Lo que no tenemos que dejar para septiembre es el tema legumbres y de ahí esta ensalada de garbanzos con alcachofas.



No sé que pasa con las legumbres, y corregidme si me equivoco, que las dejamos bastante o del todo apartadas durante los meses estivales con lo ricas y sanas que son. Pues me he propuesto incluirlas en mi dieta veraniega y lo estoy consiguiendo, valga como ejemplo esta ensalada de garbanzos con alcachofas y una vinagreta ideal. No será la única receta que traiga de este tipo. Además resulta más fácil si cabe prepararlas y aliñarlas en el Salad Shaker de Lékué y además servirlas.

No voy a cerrar el blog por vacaciones, total ya se cierra solito cuando no me da la vida para más. Guardo bolis rojos y cierro libros, abro cocina, alguna traducción, mucha playa, lectura, scrap y algún viajecito y os espero en Blanconube. Mil maneras de disfrutar del tiempo libre ¿Cuál va a ser la tuya?

INGREDIENTES (2-3 personas)
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • 6 corazones de alcachofa en conserva
  • un puñado de tomates cherry
  • 1/2 cebolla tierna
  • un puñadito de hojas de perejil picado
  • unas lascas de queso parmesano
(vinagreta)
  • 4 cucharadas de AOVE*
  • 1 cucharada bien llena de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 diente de ajo pequeño y picado
  • pimienta negra recién molida
  • sal
ELABORACIÓN

  • Ponemos en el bol de la Salad Shaker los garbanzos enjuagados y escurridos, añadimos los corazones de alcachofa partidos por la mitad y hacemos lo mismo con los tomates. Cortamos la cebolla en juliana fina y la incorporamos también al bol. 
  • En el hueco que hay en la tapa del Salad Shaker ponemos todos los ingredientes de la vinagreta y con la ayuda de un tenedor combinamos. Incorporamos la mezcla dentro del bol y agitamos para que se mezcle bien*
  • Por ultimo espolvoreamos el perejil picado por encima y ponemos también unas lascas de parmesao y ¡a comer de una manera rápida, sencilla, sana y limpia!
*Si no tenemos Salad Shaker pues utilizamos una ensaladera y un bol pequeño para la vinagreta y sin problemas.

Feliz semana,
Angi
jueves, 10 de julio de 2014

Guacamole


No sé ni por dónde empezar después de este mes de vacaciones… Pero al fin traigo receta nueva, un guacamole, y eso es lo que importa. Ya estoy en la casa de la playa desde hace un par de semanas hasta bien entrado septiembre u octubre, adoro el verano, el buen tiempo y el mar por partes iguales al igual que adoro comer platos de verano fresquitos, sobre todo aperitivos.


Y como el verano da tanto de sí para picar que menos que los picoteos sean caseros, así los hacemos más sanos y eliminamos unas cuantas 'E' de un plumazo. Y de muestra sirva este guacamole casero que acompañado de unos nachos hará las delicias de los fans del aguacate. Esta vez los nachos han sido los Lays Artesanas Chips de maíz que están buenísimos de verdad y venían en la caja Degustabox de este mes que por cierto me encantó todo lo que venía como por ejemplo las infusiones en frío de Hornimans... También he utilizado para la receta otro de los productos de la caja Degustabox, la Sal Costa con yodo y ácido fólico, una sal diferente. Si tú también quieres recibir tu caja Degustabox cada mes aquí tienes un código KJWCA con el que te costará 9,99€  en vez de 14,99€ (gastos de envío incluidos) así que ¡anímate! 




Y anímate también a hacer la receta ya que el aguacate es uno de los frutos más nutritivos que podemos incluir en nuestra dieta. De entre algunos beneficios que aporta a nuestra salud destacaré que ayuda a reducir el colesterol malo, que tiene propiedades antiinflamatorias, regula los niveles de azúcar en la sangre, etc. Así que ¡ole con el guacamole!


INGREDIENTES
  • 2 aguacates en su punto
  • 1 tomate mediano
  • 1 cebolla roja pequeña
  • el zumo de 1 lima
  • sal Costa
  • pimienta negra recién molida
  • 1 trocito de guindilla roja (yo no he puesto)
  • unas hojas de cilantro (yo no he puesto)
  • nachos Lay's preciso para acompañar!
ELABORACIÓN
  • Partimos los aguacates por la mitad, retiramos el hueso y ponemos la pulpa de los dos en un bol grande. Chafamos la pulpa con un tenedor. Se puede hacer con un robot de cocina pero a mi me gusta que se note qué es qué. Añadimos el zumo de la lima y un poco de sal y chafamos un poco más, hasta que obtengamos un puré con grumos.
  • Lavamos el tomate, retiramos las simientes y lo cortamos a daditos. Pelamos y cortamos a daditos también la cebolla e incorporamos ambos al bol con el aguacate. En este momento incorporaríamos también el cilantro y la guindilla.
  • Mezclamos bien todos los ingredientes, rectificamos de sal y ponemos un poco de pimienta por encima.
  • ¡Imprescindible acompañar con nachos!
Feliz semana,
Angi
martes, 3 de junio de 2014

Brazo de fresas con nata invertido



Tras la vorágine del primer mes de Blanconube llega este brazo de fresas con nata invertido o deconstruido o my way. Llamémoslo brazo, rulo, rollo, tronco o como queramos, ya es conocido lo mío con este tipo de elaboraciones :) En el blog ya los hay de espinacas, con salmón, de pimientos, de calabacín, dulces… y el caso es que ahora lo tengo mucho más fácil gracias a Lékué ya que desde hace unas semanas tengo en mi poder el Kit roll cake con el cual resulta súper fácil prepararlo. Con el tapete siempre sale de la misma forma y la espátula ayuda a que la masa se reparta uniformemente.



Tenía ganas de un brazo de fresas con nata pero quería que fuese al revés, y que esta vez fuesen las fresas las que envolviesen la nata que he puesto en su justa medida, si os encanta, ancha es Castilla ;) y el resultado ha sido un brazo con un  bizcocho muy esponjoso de fresas naturales y que sabe a fresas y que nos zampamos en un pis pas. 


Sin colorante ya queda con un color precioso que le aportan las fresas de manera natural, sin embargo si queremos un aire más festivo añadimos una puntita de colorante rosa y voilá, brazo de fresas con nata riquísimo y monísimo.


INGREDIENTES
  • 3 huevos (155 gr. - los pesamos sin cáscara)
  • 75 gr. de azúcar (la mitad del peso de los huevos) + 1 cucharada
  • 75 gr. de harina (la mitad del peso de los huevos)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 150 gr. de fresones bien rojos
  • 200 ml. de nata para montar (35% materia grasa)
  • 1 cucharadita de estabilizante de nata Dayelet
  • 1 puntita de colorante de color rojo (opcional)
ELABORACIÓN
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Cuando la mezcla ya esté blanquecina y espumoso añadimos la harina tamizada junto con la levadura y batimos bien.
  • A continuación limpiamos y retiramos el pedúnculo de las fresas y las trituramos junto con el azúcar e incorporamos el puré a la mezcla anterior con movimientos envolventes. Si queremos que tenga un color un poquito más intenso podemos añadir un pizca de colorante rojo.
  • Vertemos la mezcla en nuestro tapete del Kit roll cake y nivelamos con la espátula. Horneamos durante 10-12 minutos. 
  • Mientras montamos la nata con el azúcar y el estabilizante. Reservamos en la nevera.
  • Cuando la base esté lista la sacamos del horno y la enrollamos sobre sí misma con la ayuda del tapete. La dejamos un ratín en la nevera.
  • Sacamos la masa de la nevera, la desenrrollamos y untamos la nata sobre ella con ayuda de la espátula. Espolvoreamos con azúcar glas y ¡a disfrutar!
Feliz semana,
Angi